jueves, 25 de mayo de 2017

25 AÑOS DEL HERMANAMIENTO CON SAINT-NOLFF-1

RECIBIMIENTO A LAS FAMILIAS FRANCESAS

Con el recibimiento de los franceses en la Plaza Mayor de nuestra villa, daban comienzo los actos de celebración del 25 Aniversario del hermanamiento. A las doce y media de la mañana, haciendo sonar sus bocinas, entraban en la Plaza Mayor los dos autocares que trasladaban a las familias francesas. Al pie de las escalerillas, dándoles la bienvenida, alumnos de 5º de Primaria, que les han entregado un sencillo obsequio con el lema: “Sonríe, estás en Pedrajas”. Junto a ellos, las familias que los acogerán en Pedrajas estos días, autoridades municipales y componentes de la Asociación de Amigos de Saint-Nolff.







Hacía calor, mucha calor, a esa hora en el medio de la Plaza, que invitaba a buscar el amparo de la sombra. Enseguida el grupo de músicos de la delegación francesa ha empezado a tocar música de su tierra, con unos instrumentos que nos recordaban a las dulzainas, y se han puesto a bailar en corros, entre ellos algunos pedrajeros.







Antes de seguir adelante con esta crónica debemos referir que el balcón del Ayuntamiento y el escenario levantado para la ocasión se hallaban primorosamente adornados, como podréis comprobar viendo las fotografías. A lo alto del escenario han subido la alcaldesa de de Saint-Nolff, Nadine Le Goff Carnec, y el alcalde de Pedrajas, Alfonso Romo Martín, así como la presidenta del Comité del Hermanamiento en Saint-Nolff, Marie Hélène Renaud, y la presidenta de la Asociación de Amigos de Saint-Nolff de Pedrajas, Paqui Merlo Sanguino, que se han felicitado por estos 25 años de hermandad y han expresado su deseo de que estos lazos de amistad pervivan muchos años más.









A continuación han ido pasando por delante del escenario los componentes de las familias francesas para recibir de manos de los miembros de las familias anfitrionas un obsequio de bienvenida y hacerse una foto en común. Al mismo tiempo, un grupo de mujeres de Pedrajas, que participaron en el hermanamiento en los primeros tiempos, han ido entregando otro obsequio a las familias francesas. Hemos tomado fotos de casi todas las familias, pero en algunos casos ha sido imposible sacarlas por el ajetreo que reinaba en escena.

























Finalizadas estas ceremonias, todos los asistentes han disfrutado de un vino español ofrecido por el Ayuntamiento a la sombra de unas tiendas instaladas en el lado norte de la Plaza. Poco a poco el cielo ha empezado a cubrirse de nubes y un suave vientecillo ha refrescado el ambiente.


Esta tarde, a partir de las seis y media, nuestros visitantes darán un paseo por Pedrajas para conocer el pueblo, sus calles, sus edificios más significativos y algunos datos de su historia. Una tarea, la de servir de guía, que se me ha encomendado y que con mucho gusto realizaré.


lunes, 22 de mayo de 2017

SEÑORA ELENA, 98 AÑOS

Felicitamos a la señora Elena Arranz Andrés, que cumple hoy 98 años, en excelentes condiciones de salud, tanto física como mental. Es la tercera persona de mayor edad de nuestro pueblo, detrás de la señora Balbina (102 años) y del señor Alejandro (98 años también).

Elena Arranz Andrés, 22 de mayo de 2017, 98 años.

A sus años, Elena sigue llevando su casa, en la calle Larga del barrio de Corea. Cocina y hace la compra a diario. Los martes, acude al mercadillo, junto a la Plaza de Toros. De vez en cuando visita a sus seres queridos en el cementerio. Dice que ve la tele cuando le apetece y pasa buenos ratos con algunas de sus vecinas, por ejemplo, Juani Herrero y Rufi García.

Elena en el jardín de su casa.

Elena nació en Pedrajas el día 22 de mayo de 1919, al final de la calle de Santa Ana, en el barrio de Chamberí. Su padre, José Arranz Ballesteros, trabajó como jornalero a todo lo que le salía, a segar, a bajar piñas. De su madre, Agustina Andrés, heredó el sobrenombre de la Guinda, que no sabe de dónde viene. No le importa que se lo llamen, dice que como si la llaman Cereza. Fueron seis hermanos, de mayor a menor, Jacinto, Elena, Ángel, Pedro, Félix y Maura.

Se casó con Víctor Molina Esteban, ya fallecido, con quien tuvo cuatro hijos: Tere, Julia, José y Víctor. Solo uno de ellos, José, vive todavía, aunque lejos, en Granada. En esto la vida no ha tratado bien a la señora Elena…

Con la llegada de uno de sus nietos, a felicitarla, nos despedimos de ella, deseándola que llegue a cumplir los cien en tan buen estado como ahora se encuentra.